VIVIENDA ME, MYSELF & I

“Alegría. ¡Cómo olvidarla! Pienso que una obra alcanza la perfección cuando no excluye la emoción de la alegría, alegría silenciosa y serena disfrutada en soledad.”

 

Luis Barragán. Discurso de aceptación del premio Pritzker. 1980

 

El proyecto se plantea en una parcela muy estrecha, en la que tenía que crear una casa para mí. Por aquel momento estaba profundamente deslumbrado por los trabajos y filosofía de Sou Fujimoto, de tal manera que quería crear un espacio utilizando sus teorías de cueva y nido.

 

Por un lado, tenemos la cubierta de acero corten que envuelve la casa y crea un espacio seguro en su interior, como lo haría una cueva; por otro lado, creamos los niveles que habrán de cubrir nuestras necesidades espaciales utilizando pequeñas piezas de madera, como si se tratara de un nido. Esta manera de apilar el espacio nos ayuda a crear un jardín frontal en un espacio tan reducido.

 

Con estos gestos maximizamos la cantidad de metros cúbicos que podemos usar para habitar, y evitar las miradas furtivas de los vecinos, estando la vivienda de enfrente a menos de tres metros de nuestra fachada.

Mostrar más
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now