REFUGIO DE EXPLORADORES

“El hombre razonable se adapta al mundo; el irrazonable intenta adaptar el mundo a si mismo.”

 

George Bernard Shaw

 

¡Gracias por tu sabiduría, George! En este proyecto se pedía un refugio para tres investigadores (cazafantasmas para ser más precisos) con los siguientes requisitos:

 

  • LIGERO. No debería ser más pesado que un coche medio.

  • TRANSPORTABLE MEDIANTE HELICOPTERO.

  • Capaz de AGUANTAR CLIMAS EXTREMOS.

 

Tras enfrentar múltiples referencias e investigar tecnología y materiales llegamos a un resultado que podría haber satisfecho a la mismísima pandilla de Scooby Doo. La idea del refugio se basa en la transposición directa de la cómo la naturaleza protege sus semillas; creando un corazón y caparazón separados. Las inspiraciones recogidas fueron un huevo y una nuez.

 

El corazón del refugio es su interior, donde el espacio ha sido altamente optimizado con el fin de introducir cada elemento requerido para su confort y habitabilidad. En su exterior, podemos encontrar una piel neumática protectora capaz de adaptarse a cada terreno pero lo suficientemente rígida para autosustentarse.

 

Al igual que en un huevo, el “germen” está protegido por un fluido transparente y una cáscara exterior con una cierta elasticidad, capaz de absorber impactos. La cápsula habitable recuerda a una nuez, en cuya cáscara existe cada nutriendo y elemento necesarios para la vida.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now